Conoce la vida y obra de 4 mujeres pioneras en la arquitectura, quienes destacaron por sus proyectos, obras e interesantes aportes a este campo.

Durante muchos siglos las mujeres buscaron abrirse brecha en diversos campos, a principios del siglo XX, con esfuerzo y tenacidad, cada vez más mujeres empezaron a demostrar que la arquitectura no era una disciplina únicamente relegada al mundo masculino.

Kathleen Eileen Moray

Fue una artista de la laca, diseñadora de muebles, de interiores y arquitecta irlandesa. Con el tiempo se le ha reconocido como una de las grandes arquitectas de la historia y por sus diseños de muebles. En su talento se conjugaron las mejores tendencias de su tiempo, como el art déco y los ideales del modernismo. La emigrante anglo-irlandesa empezó a experimentar directamente con la arquitectura desde 1926, cuando se convirtió en colaboradora del arquitecto rumano Jean Badovici (1893-1956), quien le confirió todo su conocimiento en la materia.
Únicamente nueve de las obras de Gray y renovaciones de interiores se llevaron a cabo, y cuatro de ellas fueron atribuidas a Badovici, dada la semejanza de estilos, y aún el trabajo de Gray continúa inspirando a arquitectos y diseñadores. Su experiencia y talento en interiores cristalizó en la famosa casa de vacaciones E-1027, en el sur de Francia.

Denise Scott Brown

Arquitecta, urbanista, escritora y profesora estadounidense nacida en Zambia, antes Rodesia, en 1931. Es una de las arquitectas más influyentes del siglo XX, ha permanecido durante décadas relegada a un segundo plano. A la sombra de su marido, Robert Venturi. Para levantar sus más de 200 edificios, Scott Brown buscaba inspiración en lo cotidiano. Entre sus obras más conocidas, está la ampliación de la National Gallery de Londres en Trafalgar Square, el Seattle Art Museum, la estación de bomberos Número 4 de Indiana y la Squirrel Hill House, en Pittsburg.
Sus estudios fueron tan importantes que su vida y obra, junto a otras 3 arquitectas, es parte del documental «City Dreamers» que subraya la ciudad en constante cambio, a través de repensar el entorno urbano.

Charlotte Perriand

Parte de las mujeres pioneras de la arquitectura, Perriend, tambien diseñadora, se dio a conocer a los 24 años con su Bar bajo el techo de acero cromado y aluminio anodizado que fue presentado en el Salón de otoño de 1927 con aclamación de la crítica. Poco después inició una andadura en común de más de diez años con Pierre Jeanneret y Le Corbusier.
Influenciada por sus convicciones políticas, Perriand realizó para la Exposición Universal de 1935, en colaboración con otros arquitectos importantes de la época, La casa del hombre joven. El espacio se dividía en dos zonas, una para el espíritu y otra para el cuerpo. Entrada la década de los veinte, empieza a diseñar mobiliario funcional de aluminio anodizado y acero cromado. A ella se le deben obras tan representativas como el acondicionamiento interno de la Ciudad Universitaria de París y tres de los mejores diseños de sillas, como el Comfort LC2 Grand, el B301 y el B306.

Sophia Hayden

Fue una arquitecta chilena de ascendencia estadounidense, reconocida por ser la primera mujer egresada del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Después de graduarse, le fue difícil trabajar como arquitecta rápidamente, por ser mujer, debido al machismo de la época, por lo que aceptó un puesto de trabajo como profesora de dibujo técnico en un colegio de Boston.

En 1891 todas las mujeres arquitectas fueron invitadas a participar del concurso de diseños para el Edificio de la Mujer en la Exposición Mundial Colombina. Hayden participo y ganó la competencia, se trataba de un diseño de edificio de tres pisos, blanco en estilo renacentista italiano pero durante la construcción, el proyecto original fue comprometido por los incesantes cambios exigidos por el Comité de construcción